Las altas temperaturas pueden afectar de manera drástica a la producción de miel de esta temporada.

 

Las altas temperaturas pueden afectar la apicultura extremeña este verano de 2022. Apenas hemos entrado en la tercera semana del mes de mayo, y en la comunidad extremeña ya se han alertado de temperaturas superiores a los 38 grados, en algunas zonas de Cáceres han llegado a rondar hasta los 40 grados.

Según marcan los expertos meteorólogos, es muy probable que durante los próximos días se mantenga este aumento repentino de temperaturas sin que el calor nos de un poquito de tregua. Pero en el mundo de la apicultura, el dato se vuelve más relevante cuando desde la UPA-UCE, recibimos el comunicado de que las altas temperaturas puedan afectar de manera drástica a la producción de miel de esta temporada, debido a que es posible que las colmenas no lleguen a cumplir su ciclo de vida con motivo del aumento de temperaturas.

Desde UPA-UCE se llegan a lamentar por los efectos negativos que puedan acarrearnos estos días de la segunda quincena de mayo. Aunque resaltan que todavía es pronto para pronunciar unos datos exactos de producción de miel en la primavera de 2022, también hacen énfasis en la seguridad de que repercutirá de forma negativa en la producción. Por eso, anuncian de la complejidad de esta campaña de producción, puesto que a las colmenas les será mucho más difícil la reposición de cera, perdiendo así la posibilidad de producir miel a un ritmo adecuado.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

FrenchPortugueseSpanish